Ultimo momento
  Política
|
Minería | Educación | Turismo | Cultura | Salud | Justicia | Deportes | Municipales | Producción | Economía | Policiales y Judiciales | Candidatos 2017  
 
 
 
 
Últimas noticias
POLITICA
Pomán: ¿Estrategia turística? ¿Morbosidad? ¿Inconsciencia oficial?
 
CANDIDATOS 2015
El “sacrificio” de Corpacci al Dios Macri
 
MINERIA
Alumbrera no se va: De explotación
 
 
 
CANDIDATOS 2015 || 2016-03-29 04:58:26
Se concretó la gran estafa en la Liga
imprimir enviar

Catamarca.- El oficialismo concretó la estafa no más. ¿Qué sucedió? El Gobierno, a través de operadores corpaccistas, salió a proteger y tapar a uno de sus ministros sospechado de corrupción, tal cual sucedió en su momento con legisladores peronistas que saltaron en defensa del cuestionado ex intendente, Carlos Fabián (FPV). Con el paso del tiempo, cuando lo de Barros sea inocultable, jugaremos a hacernos los "sorprendidos", así como sucede ahora con el ex jefe comunal de Antofagasta de la Sierra (y otros).

La gestión Corpacci estaba en una encrucijada y decidió redoblar la apuesta al mejor estilo cristinismo duro. La decisión pasaba por cubrir al ministro Daniel Barrros (FPV) por las denuncias de corrupción o soltarle la mano. Como cada hombre tiene su precio y la necesidad tiene cara de hereje, el Gobierno corpaccista avanzó con la compra de voluntades y el titular de Desarrollo Social fue elegido anoche presidente de la Liga Catamarqueña de Fútbol.

El kirchnerismo local entendió que si Barros no se imponía podía significar el reconocimiento de que el ministro de Desarrollo Social se enriqueció de la noche a la mañana, lo que de alguna manera comprometía a la administración Corpacci. En otras palabras, Barros es presidente de la Liga más por un "apuro del Gobierno de salvar su imagen" que por el supuesto argumento de "honorabilidad" del funcionario corpaccista.

Por supuesto, la propuesta fue de Defensores del Norte, la institución que preside el Subsecretario de Asuntos Municipales, Fidel "Pocho" Sáenz. La idea del oficialismo es mostrar que el ministro Barros "no tenía ningún impedimento" y "tampoco tiene nada que ocultar". Nadie se preguntó qué pasa si prospera la denuncia pública que hizo el empresario Fernando Rivera, o se publican las pruebas de las propiedades de la familia Barros Jorrás, como sucederá en los próximos días.

Asimismo, no es cierto que la elección fue por "unanimidad". En medio del escándalo, Barros le advirtió (amenazó) a los dirigentes de Juventud Unidad de Santa Rosa y Policial que tendría en cuenta la abstención. El funcionario de la gestión Corpacci adelantó que el revanchismo comenzaba a regir al mismo tiempo que asumía su nuevo rol. Lo escuchó todo el mundo pero ya lo olvidaron. El discurso de Barros para la tribuna fue que llegaba "despojado de hostilidades" y pensando en el centenario de la institución (Traducimos: el cumpleaños número 100 de la Liga será politizado).

La elección del presidente de la Liga fue un acto patoteril. Una vergüenza. Una maniobra del Gobierno provincial para tapar la corrupción de un miembro del gabinete de Corpacci obligado por una exposición que puede acelerar la pérdida de poder de la Gobernadora. Políticamente el oficialismo siente que no tenía alternativa. ¿Está justificado?

Lo único que falta es que confirmen que la Liga Catamarqueña no tiene cuenta bancaria por lo que los fondos se manejarán por la cuenta personal de Barros. ¡Bingo! 

Por Juan Carlos Andrada
Redacción www.catamarca.la
Programa "Juegos de Poder" Radio Centro 90.5 - Valle Viejo (lunes a viernes 9-13hs) /Radio Mega Andalgalá 98.5 (sábados 9-11hs)
catamarcaperiodismocritico@gmail.com
Tel Producción. 3834327666
Vía WhatsApp 3834327666

 
Noticia sponsorizada por
 
 
 
Concepto :: soluciones inteligentes