Ultimo momento
  Política
|
Minería | Educación | Turismo | Cultura | Salud | Justicia | Deportes | Municipales | Producción | Economía | Policiales y Judiciales | Candidatos 2017  
 
 
 
 
Últimas noticias
POLITICA
“Hoffman es un pollerudo, un títere de la mujer, que es la diputada Analía Brizuela”
 
CANDIDATOS 2015
SOEM Capital va por un nuevo aumento salarial / La pulseada con RaĂșl "Turco" Jalil
 
POLITICA
NaciĂłn le hizo una rĂĄpida ayuda memoria a Corpacci
 
 
 
SIN PELOS EN LA LENGUA || 2014-08-03 21:34:13
Don Guido Jalil: Un hombre con visiĂłn de futuro y amor a su tierra
imprimir enviar
Por su capacidad de ver el futuro, por sus ganas de brindarle a la provincia una mejor calidad de vida, por ser un pionero en la materia, es que catamarcaeXperience decidió entrevistar al doctor José Guido Jalil, conocido por muchos como ‘Don Guido' o simplemente "Tío Guido", quien con una lucidez asombrosa relató cada detalle de su vida, como si cada recuerdo latente en su memoria fuera un acontecimiento reciente.
El doctor José Guido Jalil, de 82 años, egresado de la Universidad de Córdoba con los títulos de Escribano y Médico por vocación, es el fundador del primer Sanatorio de la provincia, el Sanatorio Pasteur, que cumplió 50 años dedicados a la medicina en Catamarca, y que se convirtió en la Red de Salud más importante de la provincia.
En diálogo con catamarcaeXperience, don Guido, comentó que cuando terminó el colegio secundario en ‘La Quintana', sus padres lo obligaron a trasladarse a Córdoba para estudiar una carrera universitaria, "elegí escribanía sin saber qué era y como demandaba pocos años me anoté. Pero pasaron dos años y me inscribí en la carrera de medicina porque quería homenajear al hombre que me salvó la vida cuando era muy niño".
"Antes de tener mi título, trabajaba en el Hospital Córdoba, ya recibido quisieron llevarme a Entre Ríos, Santiago del Estero, Corrientes y Neuquén, y hacerme socio en una clínica privada en la que también trabajaba, pero me volví a Catamarca", añadió.

A futuro
Asimismo, relató que "en el `56 volví y al poco tiempo abrí mi propio consultorio, y ya en el `59 abrimos el Sanatorio Pasteur. Fue una decisión heroica, en momentos duros y muy difíciles. Pero ya hace 50 años que estamos al servicio de la comunidad", y agregó que "desde un principio tenía en mente el sanatorio. En su momento soñaba hacer un sanatorio en altura, y así lo hice, porque quería para Catamarca una medicina mejor. No sólo ansiaba que la medicina en la provincia llegara a ser buena, sino que ansío que cada vez sea mejor".
A partir de ese momento, "se iniciaron grandes proyectos para brindarle a la familia catamarqueña la atención que demanda. En el plano edilicio, se realizaron ampliaciones en sus instalaciones, y se continúa con la política de crecimiento en servicios y equipamientos, así como la constante incorporación de Especialistas de primer nivel. Hoy en día, junto a la Clínica San Javier y la Fundación José Guido Jalil, somos la Red de Salud más grande de la provincia", recalcó el doctor.
Además, destacó que "Catamarca tendrá un clima tórrido, hay tierra, a veces falta el agua, nos sobra calor pero a mí de acá no me sacan. Catamarca es un paraíso, y ya tengo especificado en mi testamento que cuando muera, donde sea que eso ocurra mis restos tienen que ser enterrados aquí".

Turismo
Por otra parte, manifestó que "a veces me pregunto por qué Catamarca no tiene turismo, y es lastimoso contestarme que se debe a la falta de una buena administración, a la falta de hotelería, a la falta de inversiones", y agregó que "el catamarqueño parece olvidar que nada puede hacer el estado que la parte privada no lo pueda hacer, por lo que creo que cuando la parte privada se desarrolle, por lo carriles que debe desarrollarse, las cosas inevitablemente cambiarán".
Además, indicó que "el estado debe resolver el problema del desempleo, la pobreza. Pero no hay que olvidarse que se debe enseñar a la gente que para conseguir lo que uno quiere hay que trabajar, porque el trabajo dignifica".
Por otra parte, al continuar con su comentario dijo: "El turista viene a visitar a la Virgen del Valle y ahí se terminó el viaje. No conoce nada más, porque nadie le informó sobre los bellos lugares que hay en esta provincia. Al catamarqueño le falta arriesgarse, "hay que invertir más apuntando a mejorar el turismo en la provincia".
También, resaltó que el catamarqueño es un hombre bueno, de buenos sentimientos. Pero la juventud debe volver a la escuela, porque la educación es la base para todo. "Si bien el catamarqueño es un poco flojo para trabajar, puede hacer mucho, porque tiene capacidad", agregó.
Finalmente, expresó: "En Catamarca se vive bien, se vive feliz. Es cierto que todavía hay muchas cosas por hacer, y lugares hermosos por descubrir. Pero nunca hay que olvidarse de devolver a la provincia, lo que la provincia nos da, porque el catamarqueño debería ser un eterno agradecido de su tierra".

NOTA A DON JOSÉ GUIDO JALIL-

Entrevista cedida a CatamarcaeXperience

 
Noticia sponsorizada por
 
 
 
Concepto :: soluciones inteligentes