Ultimo momento
  Política
|
Minería | Educación | Turismo | Cultura | Salud | Justicia | Deportes | Municipales | Producción | Economía | Policiales y Judiciales | Candidatos 2017  
 
 
 
 
Últimas noticias
POLITICA
Pomán: ¿Estrategia turística? ¿Morbosidad? ¿Inconsciencia oficial?
 
CANDIDATOS 2015
El “sacrificio” de Corpacci al Dios Macri
 
MINERIA
Alumbrera no se va: De explotación
 
 
 
POLICIALES Y JUDICIALES || 2014-10-25 18:18:27
¿Ñoquis políticos en la Policía? (Parte I)
imprimir enviar
Se ha hablado insistentemente en la necesidad de purificar la Policía en Catamarca pero, a poco de andar, todo queda en la nada. Tal vez porque no hace falta tal cirugía mayor en las fuerzas de seguridad. Lo otro sería que efectivamente la Policía sea, en rasgos generales y salvando honrosas excepciones, tan corrupta y viciosa como la sociedad sospecha.
Para avanzar en el análisis es preciso salir del nivel de sensación. Sin embargo esperar la confirmación desde dentro para tener certeza de lo que la gente habla en los barrios es ser, al menos, iluso. Se trata de un ámbito muy hermético con estrechos vínculos con el Poder Político donde el que cuestiona dicha autoridad marcha preso o pasa a disponibilidad.
El hecho es que, se mueve a los integrantes de la Cúpula policial pero todo sigue más o menos igual. Cambian los jefes para que nada cambie en realidad hacia abajo. Se trata de una figura engañosa porque como se da "arriba", conlleva la creencia de que si la cabeza es otra, la policía también será otra. Error.


¿Por qué es solo una ilusión de cambio?
Porque el problema es que los "nuevos" jefes de las fuerzas policiales vienen de la "vieja" estructura, adaptados y programados por las anteriores autoridades que, por supuesto, recomiendan antes de irse, quién podría estar en "condiciones" de ser el sucesor.
La idea es continuar con una lógica que esconde vicios inconfesables tapando la corruptela ya gastada en el tramo de la gestión anterior y que permite usar hoy los recursos del Estado para pagar por ejemplo "zona" y "vivienda" a personal que vive en Capital (y que no le corresponde).
Parece que el "criterio" aplicado es de acuerdo con la proximidad que ocupe el efectivo o uniformado en la serie de círculos dibujados por el Jefe "que le toque" en suerte conducir la Policía. Generada la injusticia, vaya a saber de qué época, lo demás es pura reproducción de la inequidad e ilegalidad, por afinidad o fortuna, con las autoridades vigentes que, en definitiva, hacen lo que quieren.

"Confesar" sería mandar al frente al jefe anterior
Reconocer que "algo" estuvo pasando los últimos años en la Policía y que "nadie hizo nada" para modificarlo, es comprometido para "los que vienen después" a tomar el control de la fuerza. Éstos asumen el cargo con el mismo pecado original, haber sido parte -de alguna manera- de la des-organización anterior que otorga beneficios, al margen de la reglamentación interna, y castiga a quienes abren la boca si osan denunciar tales irregularidades (en lenguaje policial se traduce como "sublevar")
De manera que cada nueva autoridad no puede romper con ese círculo vicioso por la sencilla razón que es producto de ella y hay muchos compañeros -y divisiones internas- implicados. "Confesar" sería mandar al frente al jefe anterior que se benefició, y entregarse de entrada no más, puesto que el sucesor fue uno de los beneficiados también.

Solo la punta del iceberg
No obstante. El pago de zona y vivienda no es nada. ¿Qué hay de los cargos en el IES Policial, la lista de aspirantes que terminan ingresando, la violencia institucional y de género intrínseca en la fuerza y la naturalización de los comisarios en su relación o connivencia con los prostíbulos y wiskerías en los departamentos del interior?
¿Cuáles son los vínculos de la Policía con el Gobierno? ¿Acaso la gestión Corpacci tiene ñoquis políticos pagados con recursos de las fuerzas policiales para que "lleven y traigan" información de los partidos que frecuentan? ¿Cómo entender la designación de la esposa del secretario de Seguridad, Juan Pablo Morales, como supervisora de lES Policial y la Cárcel, cuando esta mujer fue echada por el ministro de Educación, José Ariza, donde trabajaba antes?
Como vemos, lo abordado hoy es solo la punta del iceberg.

Por Juan Carlos Andrada
Fuente: www.catamarca.la

 
Noticia sponsorizada por
 
 
 
Concepto :: soluciones inteligentes