Ultimo momento
  Política
|
Minería | Educación | Turismo | Cultura | Salud | Justicia | Deportes | Municipales | Producción | Economía | Policiales y Judiciales | Candidatos 2017  
 
 
 
 
Últimas noticias
POLITICA
“Hoffman es un pollerudo, un títere de la mujer, que es la diputada Analía Brizuela”
 
CANDIDATOS 2015
SOEM Capital va por un nuevo aumento salarial / La pulseada con Raúl "Turco" Jalil
 
POLITICA
Nación le hizo una rápida ayuda memoria a Corpacci
 
 
 
   
INTERIOR E INFORMACION GENERAL || 2015-03-01 13:03:32
Se filtró cómo zafaron la noche que engancharon a Gustavo y Pocho en evidente estado de ebriedad
imprimir enviar

CATAMARCA.- Gracias a contactos en Casa de Gobierno que mantienen una interna indisimulable dentro del FPV, se filtró el registro del momento en que el ministro de Gobierno, Gustavo Saadi y el subsecretario de Asuntos Municipales, Fidel "Pocho" Sáenz, circulaban conduciendo en estado de ebriedad por el centro de la ciudad pasando semáforos en rojo y poniendo en riesgo la vida de terceros.

Según la documentación oficial existente que muestra en exclusiva este medio, tras ser parados por el operativo de control -que no había reconocido a los funcionarios de Lucía Corpacci-, Saadi y Sáenz no se querían bajar del auto porque no podían sostenerse en pie y mucho menos estaban dispuestos a soplar en ese aparatito delatador para hacer la famosa prueba de alcoholemia.

Como Gustavo Saadi se encontraba menos ebrio que Pocho, el ministro político de la gestión kirchnerista en Catamarca tomó el control del vehículo VW Gol Trend LSD 480 que solo pudo seguir circulando por "orden" de "arriba" puesto que los inspectores consideraban que el rodado debía ser secuestrado y los ocupantes detenidos.

Así que, como niños caprichosos y haciendo uso y abuso del poder que ostentaban frente a los responsables del operativo, los funcionarios corpaccistas no querían hacer el control de alcoholemia. Mientras tanto "operaban" por teléfono con las autoridades policiales y municipales para que los dejen circular pidiéndoles por favor a sus "contactos" políticos que manejen el tema con absoluta reserva para que la información no se filtre a los medios.

El personal que trabajaba ese día a las 3 de la mañana fue cambiando de "canal" de comunicación (equipos HT) para que escuchen la menor cantidad de personas posibles el operativo que había para que el escándalo no se magnifique. Pasaron del canal de radio 4 al 1, a manejarlo todo por teléfono celular y en forma privada con los responsables del operativo. El Jefe de Policía y el subsecretario de Seguridad, Juan Pablo Morales, se ocuparon de ocultar la versión oficial para que el papelón de Saadi y Sáenz no afecte políticamente la getión Corpacci.

Por disposición de un "superior" el rodado debía seguir circulando. En tanto los empleados rasos insistían que "la negligencia cometida por el conductor ponía en riesgo la vida de civiles, teniendo en cuenta que el mismo lo hacía en evidente estado de ebriedad"

Cabe mencionar que Sáenz no tenía ni siquiera el carnet de conducir o el grave estado de inconciencia le impidió esa noche incluso encontrar la documentación que podría haber estado en la guantera del auto. El tema es que al ser requerida la documentación elemental para circular, no la tenía.

Finalmente personal de la municipalidad de la Capital se comunica con el Juez de Faltas, quien imparte la directiva que se le ceda el vehículo a Gustavo Saadi para que el ministro conduzca -puesto que era el más sano de los dos ocupantes del rodado en cuestión a esa hora de la madrugada el 25 de octubre del año pasado-. Lo que no saben estos funcionarios es que los inspectores los grabaron "con mucha dificultad para hablar" vociferando ser "el ministro Saadi y el subsecretario Sáenz". Con gusto  vamos a colgar el audio en la web uno de estos días. Un escándalo.


Por Juan Carlos Andrada
Redacción www.catamarca.la / www.catamarcaconfidencial.com
FM Argentina 102.9 / Radio Mega Andalgalá 98.5

 
Noticia sponsorizada por
 
 
 
Concepto :: soluciones inteligentes