CANDIDATOS 2015 || Fecha: 2017-12-29 10:46:04
El “sacrificio” de Corpacci al Dios Macri

CATAMARCA (Redacción).- Hablemos de la Reforma de Macri y la relación con la Provincia. La historia de aprietes y la inteligencia que se desplegó por parte del Gobierno central fue impresionante, aunque  nunca se conocerán los pormenores de esa ¿negociación?. Los detalles y la verdad quedarán en el círculo íntimo y la memoria reducida del poder. En Catamarca, la gobernadora, Lucía Corpacci, ofreció a su ex ministro Gustavo Saadi como “sacrificio” al Dios MM para sellar ese acuerdo Nación-Provincia. El verdadero federalismo es aún una utopía en la Argentina.  

Para seguir avanzando en este análisis voy a tomar varias publicaciones del Facebook, primero de un tipo que -confieso- no soporto pero debo reconocer que tiene trayectoria y lectura política, me refiero al doctor Eduardo “Oso” Andrada, y luego tomaremos las declaraciones de otros peronistas que responden a la Gobernadora. La advertencia que nadie escuchó fue del “Oso” Andrada, pero el corpaccismo bobo no tuvo piedad e incineró a Saadi junto con la Reforma macrista.

 

¿Qué escribió el “Oso” Andrada en su cuenta de Facebook? Esto:

El Gobierno de la Provincia de Catamarca tomó una decisión importante en el tratamiento de la  Reforma Previsional, al integrar  el “quórum” de la Sesión y votar positivamente el Proyecto del Gobierno Nacional.

El futuro dirá sobre la conveniencia o no de la determinación.

Hoy, lo que no puede pasar desapercibido es la profunda soledad en que actuaron sus mandatarios: los diputados nacionales.

Habría que recordarle a las autoridades del Partido Justicialista, a sus aliados electorales, llámense partidos políticos, “organizaciones sociales”, beneficiarios históricos  de los actos y votos del peronismo, a los Bloques de Senadores y de Diputados, a los Intendentes Municipales, a los  Concejales, a los Ministros, algunos tan propensos a las solicitadas en reconocimiento y beneficio propio, a los funcionarios, desde los más encumbrados a los miles de “ignotos” que integran el gobierno desde hace seis años, a las “agrupaciones”, a los que tiene los “deditos en V” preparados para las fotos, los que en las redes sociales se consideran parte “del equipo”, que es en estas circunstancias cuando más se necesita del apoyo público, efectivo, y sin condicionamiento hacia la postura adoptada.

Hago la salvedad que puede no haberle gustado la decisión a algunos “del proyecto”, lo que de ser así, tendrían que haberlo expresado, o quizás no es de su agrado quienes los representaban, lo que también podrían haberlo dicho.

Hay veces que el silencio se transforma en un grito, y esto es preocupante desde lo político ya que parecería que se actúa en soledad. Eduardo Andrada.  Lo firmó y todo.

 

Clarito el abogado. Tal vez porque ya había leído lo que publicaba en las redes sociales la presidenta del bloque del FJPV en Diputados, Cecilia Guerrero, o el intendente Francisco Gordillo. Los referentes  del corpaccismo bobo se aplicaron exclusivamente a castigar al ex ministro de Gobierno por acompañar lo que había sido un compromiso asumido por la propia Gobernadora con el Presidente Mauricio Macri.   

Es curioso cómo, tanto Guerrero como Gordillo, se ensañaron con Gustavo Saadi (el candidato que les permitió ganar en las elecciones de octubre) y no con los otros legisladores justicialistas que votaron en el mismo sentido.

Cuando el “Oso” Andrada habla de la “soledad” de los legisladores nacionales hace referencia también al “silencio” de Corpacci y del PJ catamarqueño. Como si fuera poco, Lucía le pagó mal a su ex ministro dejándolo sin nada en el Ejecutivo provincial. Si así le paga a su sobrino y al único dirigente que “medía” (recordemos que a los demás ministros de Corpacci no les alcanzaba para ganarle al “eterno” Brizuela del Moral), no me imagino lo que puede hacer con la oposición. Bueno, ya el FCyS-Cambiemos que creía que podía cerrar con el oficialismo provincial para tener la conducción de la Cámara baja “probó suerte” con el corpaccismo y terminó también tragando saliva amarga y con las manos vacías.   

Dicen que en política, muchas veces hay que “tragar zapos”. En ese contexto nacional de extrema tensión, Saadi ardió en llamas junto con la Reforma macrista, sin apoyo del PJ local.  Gustavo hizo lo que le pidió la Gobernadora  pero terminó apaleado por sus “compañeros” que se olvidaron que fue cabeza de lista del FJPV porque el oficialismo provincial no tenía otro candidato.

El reconocimiento por obedecer fue irse sin nada del Ejecutivo provincial tras haber sido el dirigente que le piloteó la nave y ordenó las cosas cuando el ministerio naufragaba en poder de Gordillo, el intendente del coorpaccismo bobo privilegiado con fondos extras permanentemente y que ahora tiene el tupe de criticar. Nadie salió a defenderlo a Saadi, al contrario, la presidenta del bloque del FJPV en la Cámara baja le dio duro en su cuenta de Facebook.

Marcelo Rivera (barrionuevismo) como flamante ministro político tampoco dio la cara. Armando López Rodríguez como autoridad de la Cámara, menos. En el Senado catamarqueño donde el peronismo es mayoría, se hicieron los tontos. Únicamente el intendente de la Capital, Raúl Jalil, -fiel a su estilo-, dijo algo “tibiamente” pero más con el objeto de “anotarse un poroto” con el macrismo y salvar a su esposa, Silvana Ginocchio (que también votó la reforma).  Inés Blas, la amiga íntima de Corpacci, apoyó la iniciativa PRO pero nadie se acordó de ella. Daniel Barros y Isauro “Taro” Molina, desaparecieron. Justicialistas incoherentes.     

El acuerdo Corpacci-Macri que implica apoyar el paquete reformista de Cambiemos, se supone, beneficiará a Catamarca. A cambio, Lucía sacrificó a un hombre de su extrema confianza y -como jefa del sector y presidenta del PJ- mandó a matarlo. ¿Canibalismo peronista? Tal vez ¿Perversidad? Puede ser.  El mundillo político da para todo hoy.      

 

Por Juan Carlos Andrada

Especial para El Intransigente (la verdad debe contarse entera… siempre)

 

www.catamarca.la | Todos los derechos reservados